martes, 12 de mayo de 2009

POEMA A FELIPE PINGLO

POEMA A FELIPE PINGLO

POEMA A FELIPE PINGLO
Felipe Pinglo
FELIPE PINGLO

Por: Dario Mejia

Al caer la tarde del 18 de Julio de 1899,
viste la Blanca Luz por primera vez
trayendo Horas de amor y ensueño;
pero Los sueños sueños son
y la Adversidad se llevó a tu madre
dejando tu hogar en Silencio.

A pesar de la Verdad cruel,
creciste con El alma en los labios
y Radiante el corazón de gozo;
con Sueños de juventud, como todos,
y cuando conociste el amor de Una mujer,
en una Noche de dichas,
le brindaste un Bouquet hermoso
a tu dulce Querubín.

Tu humildad y sencillez Cautivadora,
sumadas a tus letras y Melodías del corazón,
alegraron las noches de Serenata
arrancando
Locos suspiros
al pecho de Angélica,
al de Carolina y Clotilde,
al igual que al de Dora, Emilia y Ketty,
que llegaban hasta El huerto de mi amada.

El Amor a 120 que sentías
por la música de tu patria y La limeña,
no quedó en Sueños de opio y fantasía
ya que tu Alma latina y peruana, sobre todo,
se impregnó en El Plebeyo y el rico por igual,
pregonando La ley de la igualdad
para que no exista la
Mendicidad
y se encuentre En paz la tierra.

Animaste las noches de El cabaret,
también las del Salón Concert;
le cantaste al Bello Hawai,
al Callao for ever,
a Monterrey y Zacatecas,
y cuando llegaba la Medianoche,
con el Claro de luna,
a la Noche de París.

Entonaste La canción del Porvenir
a la de Rizos de oro,
igualmente a la Linda serrana
y la Negrita linda;
con mucha Seducción
y
Libre albedrío
creaste versos con Amor y ritmo
para tu Terroncito de azúcar.

Cuando El ruiseñor cantaba,
y el Astro rey empezaba a salir
el 13 de mayo de 1936, cual Martirio cruel,
El Canillita voceaba tu muerte
causando Horas de dolor al pueblo peruano,
dejando a Hermelinda, tu esposa,
sola con dos hijos y sintiendo Un amor que se va,
lo mismo que a toda la Bohemia de luto.

Un Ramito de flores había sobre tu féretro,
construido por Jacobo el leñador,
el cual era cargado por Alejandro Villanueva,
Juan Rostaing, Juan Valdivieso
y Los Tres Ases, quienes en hombros
te llevaron De vuelta al barrio
para que seas despedido por la Aldeana,
Amelia, Porfiria y la morena Rosa Luz.

Mientras se leía La oración del labriego,
la Pobre obrerita, tristemente,
lloraba en un rincón Silente;
y En la loza de tu lápida parecía leerse:
"A mis amigos les dejo mi obra,
que es El espejo de mi vida".


Nota del autor:
Escrito el 18 de Julio de 2007 como un homenaje al más grande compositor de la canción criolla del Perú. El poema contiene el nombre de 75 de las obras musicales del Maestro
Felipe Pinglo. Tal vez no sea un récord Guinness, sobre poemas que se hayan creado con el nombre de canciones de un mismo compositor, pero es un sentido reconocimiento hacia la persona que me hizo sentir orgulloso de ser barrioaltino y ha sido una fuente de inspiración para mí.
POESIA AL DIA DEL PADRE: A MI PAPA
Fuente: Imágenes google
Poema a Felipe Pinglo, poema dedicado a Felipe Pinglo, poema de Felipe Pinglo, poema al compositor Felipe Pinglo, poesia a Felipe Pinglo



0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]


<< Página principal